LOTERÍA Y SUEÑOS ANIMALES

el

VERSIÓ EN CATALÀ AQUÍ

Siguiendo con el tema de las apuestas que iniciamos la semana pasada con las peleas de gallos, entre la población de Laos, como sucede en todas partes, hay también una cierta afición a los juegos de azar. Sin duda el juego de apuestas más extendido en Laos es la lotería, donde cada apuesta tiene un coste de 1.000 kips (unos 10 céntimos de euro), que se puede jugar a los cuatro dígitos que forman el número ganador de cada sorteo (optando al premio máximo, unos 600 euros al cambio), o solamente a sus últimos tres o dos dígitos (premiados con unos 50 o 6 euros, respectivamente).

Las sencillas paradas de lotería se encuentran esparcidas sobre las aceras (cuando las hay) de pueblos y ciudades, y se multiplican a medida que se aproximan los días de sorteo (cada martes y viernes por la noche). Las paradas son atendidas por mujeres sentadas frente a una pequeña mesa, protegida por una sombrilla durante las horas de sol e iluminada por una pequeña lámpara a pilas a partir del anochecer, sobre la cual se encuentran los boletos, el sello para validarlos y las hojas de papel donde se anotan a mano las apuestas.

venedora de loteria

Pero entre estos pocos elementos imprescindibles hay otro que me intrigó desde la primera vez que lo vi. Se trata de una tabla de cartulina de tamaño folio plastificada, dividida en múltiples recuadros cada uno de los cuales muestra la imagen de un animal, asociada a varios números de dos y tres dígitos, junto a un texto en laosiano que enumera sus principales características. ¿Cuál podía ser su utilidad en relación a los juegos de azar? Sin duda no se trataba de los doce animales que el calendario lunar local, por influencia china, asocia a cada año siguiendo ciclos de doce años: además de esos doce, en las tablas se muestra a otra treintena de animales, como las gambas, las arañas o las abejas, que no tienen la suerte de tener ningún año asociado a ellas.

loteria laosiana 1

Pregunté por ello a unas vendedoras de lotería, pero mi limitado laosiano sólo me permitió comprender que, de algún modo, aquellos animales guardaban alguna relación con los sueños. Lejos de resolver la incógnita, aquello más bien aumentó mi confusión. Más tarde tuve la ocasión de preguntar a un amigo laosiano que habla un buen inglés, y él resolvió todas mis dudas: resulta que muchos laosianos eligen los números de lotería en función de lo que hayan soñado la noche anterior, de modo que si alguien ha soñado con un conejo, apostará a los números que en la tabla están asociados a éste. Quisiera poner el método a prueba pero, cuando consigo acordarme de ellos, en mis sueños casi nunca aparecen animales…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s